Open/Close Menu Reforma de Cocinas en Gandia
 BUSCAS PRECIO APROXIMADO?
   PRESUPUESTO GRATUITO »
9208_02332-02333-ambiente
Elegir es renunciar, y tal vez por eso las decisiones que hay tomar a la hora de diseñar una cocina suelen costar un poco y, en ocasiones, hasta suelen provocar una cierta angustia. Ubicar el escurreplatos es una de esas decisiones. Y aunque en principio no parece ser de las más problemáticas, sobre todo si la comparas con otras como el color de los muebles, la distribución de los electrodomésticos o la iluminación, sí que provoca dudas justificadas que vamos a tratar de resolver..

Casas sin lavavajillas.

Muchas casas tienen lavavajillas, pero muchas otras no, y además siempre hay algún vaso o cubierto que se lava a mano y se deja a secar junto al grifo. ¿Pero dónde? Dos lugares son los más habituales para colocar el escurreplatos: a un lado del fregadero, sobre la encimera, o justo encima de la pila, en un mueble colgante. Y ambos tienen sus pros y sus contras.

Cocinas_puntocom_muebles_en_kit_cocina_blog_escurreplatos_1

 

Funcionales o de diseño

Cuando no se quiere sacrificar un armario que se necesita para guardar otras cosas, o cuando no se tiene espacio sobre el fregadero, porque hay una ventana, por ejemplo, o el depósito del agua caliente, se opta por un escurreplatos pequeño junto a los grifos. Los hay muy bonitos, de madera, o de colores alegres, y pueden ser hasta un objeto decorativo. Los hay, incluso, que se pliegan y que pueden guardar fácilmente en el momento en que no se utilizan. Requieren, eso sí, una bandeja que recoja el agua, o un paño absorbente, lo que inevitablemente provoca humedad y el riesgo de una contaminación microbiológica.

Los hay muy bonitos, de madera, o de colores alegres, y pueden ser hasta un objeto decorativo.

El otro lugar recurrente se sitúa encima del fregadero, dentro de un mueble colgante, que puede ir abierto o cerrado por abajo. Otra elección. Si va abierto, las gotas de agua caen al fregadero, y se evitan la humedad y los malos olores. No es poca cosa. Si lo preferimos cerrado, podemos utilizarlo casi como un armario, con los vasos y los platos protegidos de los vapores y los olores de la cocina. El problema es que necesitaremos una bandeja que recoja el agua. Una bandeja que, de vez en cuando, habrá que extraer, limpiar y secar. Descartamos el uso de paños absorbentes, una fuente permanente de humedad y de microbios, a causa de la falta de aireación. Cocinas_puntocom_muebles_en_kit_cocina_blog_escurreplatos_2 Cocinas_puntocom_muebles_en_kit_cocina_blog_escurreplatos_5 [/column]

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© 2015 Estil Cuines | Cocinas en Gandia – Reforma tu cocina a precio asequible!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies